Perfil de Voluntario: Carolina Pavón

Carolina Pavón, de Quillota, Quinta Región de Chile, se unió a nuestro programa de voluntarios del proyecto Parque Nacional Patagonia en Enero de este año. Como estudiante universitaria de Ecoturismo en el Instituto Profesional Vertical, y como muchos estudiantes chilenos voluntarios, ella usó nuestro programa para cumplir con el requisito de la práctica universitaria. Habló con nosotros sobre el mes que estuvo en el parque y lo que llevará devuelta consigo de esta experiencia

P: ¿Cómo supiste de Conservación Patagónica y el proyecto Parque Nacional Patagonia?

R: Supe de la Conservación Patagónica y el proyecto Parque Nacional Patagonia en una clase de mi universidad. Después supe que el parque realiza un programa de voluntarios y pensé que sería interesante participar en un proyecto tan grande.

P: ¿Cuáles fueron tus impresiones del paisaje y la vida silvestre del futuro parque? 

R: Los paisajes más espectaculares e impresionantes que jamás he visto están acá en el futuro parque. Por un momento estás mirando a través de un hermoso valle sin fin y al segundo después tienes enfrente una laguna rodeada de enormes rocas y bosques ancestrales, o un enorme río  corriendo abajo por los cerros, entre los valles…. Es un juego de colores que te fascina.

Si hablamos de la vida silvestre, cada especia de acá tiene su propia personalidad especial. Nuestro grupo de voluntarios tuvo la oportunidad única en la vida de ver un huemul, un ciervo que está en peligro de extinción. Practicamos la observación de aves, por lo tanto, vimos muchos pájaros diferentes como tucúqueres, rayaditos, tiuques, carpinteritos, cóndores, pitios, chincoles, chunchos, traros, etc. Vimos varios zorros culpeos pero no tuvimos tanta suerte como para ver un puma. ¡Aunque sí vimos huellas frescas alrededor de algunos senderos!

P: ¿Puedes describir tu vida diaria como voluntaria?

R: Todos los días como voluntario comienzan cuando nos despertamos juntos en nuestro campamento base en terreno. Hacemos el desayuno juntos y empacamos el almuerzo para llevarlo a donde sea que estemos trabajando, generalmente a una corta distancia caminando desde el campamento base. Nos levantamos, nos aseamos y tomamos desayuno todo el grupo junto. Luego, ¡partimos a trabajar!

Después de un largo día en terreno, volvíamos al campamento base y cocinábamos la comida. ¡Cocinábamos mucho! Desde pizzas, sopaipillas, panqueques hasta pan. Después, por entretención, a veces íbamos a nadar o cantábamos y bailábamos. Tuvimos clases de salsa y merengue que nos enseñó uno de los voluntarios del grupo. Y le enseñamos a bailar cueca a los voluntarios extranjeros. ¡Eso era más divertido aun!

Hicimos distintos tipos de trabajo: recogíamos semillas de coirón (una planta nativa), sacábamos rejas de la antigua estancia, ayudábamos a construir nuevos senderos y a remover especies exóticas a lo largo de los caminos y los valles. Para mí, el trabajo más satisfactorio fue construir senderos. Pensar en que estás haciendo un sendero donde miles de personas van a caminar en el futuro te da una sensación increíble. Estás contribuyendo a un proyecto que va a durar años y años y que muchos admirarán y apreciarán.

Durante los fines de semana y en nuestros ratos libres, hacíamos caminatas por el día alrededor del parque pudiendo explorar más lugares hermosos e importantes. Algunas veces también visitamos Cochrane, la ciudad más cercana.

P: ¿Quiénes fueron voluntarios contigo?

R: Todos los voluntarios cuando yo estuve allí fueron fantásticos, entretenidos, personas trabajadoras, llenas de energía y risas. Teníamos una gran variedad de carreras – diseñadores gráficos, terapeutas ocupacionales, arquitectos, guías y más. Veníamos de distintas profesiones pero compartíamos una misma meta: participar en este increíble proyecto.

Trabajar con mucha gente que nunca había conocido antes, muchos de los cuales venían de diferentes países y culturas, me enseñó a tener una mente más abierta y más paciencia. Cuando acampamos y trabajamos todos juntos, debemos respetarnos y poner atención a la opinión de todos.

P: ¿Por qué sentiste que era importante unirse a este proyecto?

R: El futuro Parque Nacional Patagonia es importante para la conservación porque protege especies de animales y plantas en peligro de extinción y protege áreas ricas en biodiversidad, incluyendo muchas especies endémicas. Y también es importante para Chile porque va a generar una buena actividad económica en la región. Va a crear oportunidades de trabajo para las comunidades locales y levantará el perfil del sur de Chile como destino de ecoturismo.

P: ¿Vamos a volver a verte otra vez en el futuro parque?

R: ¡Si! Espero volver en unos años más para ver con mis propios ojos el parque en que se convertirá este lugar. Quiero ver como el duro trabajo tienes sus recompensas y como la gente (local y extranjera) disfrutará la maravilla que es este lugar.

2 comentarios en “Perfil de Voluntario: Carolina Pavón

  1. Boo
    18 de April de 2012 at 19:23 hrs.

    Me reí mucho imaginándote respondiendo la entrevista. Un abrazo y sigue cuidando los parques de Chile 😀

  2. 07 de June de 2012 at 22:32 hrs.

    There is certainly a lot to learn about this subject.
    I love all the points you’ve made.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *