Perfil de especie: el Zorro Culpeo

Los felinos grandes, ya sea leones, tigres, leopardos, jaguares e incluso nuestro propio puma, suelen robarnos el corazón, pero los miembros de la familia Canidae generalmente tienen un rol igualmente importante como depredadores. Aquí, en el futuro Parque Nacional Patagonia, normalmente podemos vislumbrar el segundo cánido más grande de Sudamérica, conocido como el Zorro Culpeo o Andino. Aunque es a menudo difícil de ver debido a sus hábitos nocturnos y su tosca piel café y gris, estos cánidos silvestres aparecen frecuentemente en el parque.

El Zorro Culpeo es nativo del lado oeste de Sudamérica, desde Ecuador a Perú hasta las regiones más al sur de la Patagonia y Tierra del Fuego. No se encuentran en ningún otro continente. El terreno ideal del zorro se encuentra en las laderas oeste de los Andes, donde pueden habitar ambos los campos abiertos y bosques caducifolios. Los bosques densos son ideales para descansar y esconderse, mientras que el campo abierto es óptimo para la caza. En el límite más al norte de su alcance, donde el clima es húmedo y caluroso, los Zorros Culpeo son más pequeños, como del tamaño de un perro beagle. Sin embargo, adentro y alrededor del parque, los zorros son de un tamaño más grande lo cual es una buena adaptación para lidiar con un clima más duro y competidores como el Puma. Los pumas son, en efecto, el principal depredador natural del zorro.

Los Zorros Culpeo prefieren andar solos, pero al final del verano empiezan a aullar para encontrar pareja. Una vez que se reproducen, las parejas se quedan juntas por unos cinco meses. Primero buscan una guarida, la cual generalmente es una cueva de rocas, y cazan por alimento que después esconden cerca de la guarida. El período de gestación normalmente dura cerca de dos meses y después de que nacen los cachorros ambos padres protegen audazmente la guarida, ahuyentado a cualquier intruso de cualquier tamaño. Cuando las crías cumplen alrededor de dos meses de edad, son lo suficientemente fuertes para seguir a sus padres y aprender a cazar. Sin embargo, a fines de Diciembre, esta familia de lazos unidos se separa y cada miembro sigue su propio rumbo.

Los Zorros Andinos son depredadores oportunistas, lo que significa que comen casi cualquier cosa que se les cruce en el camino cuando buscan una presa óptima. Se alimentan mayormente de frutos nativos como calafates y chauras, y presas de mamíferos como roedores, liebres europeas, ganado doméstico, quirquinchos, guanacos juveniles y cervatos de huemul. Ya que la mayoría del ganado doméstico fue sacado del Valle Chacabuco, la variedad de alimento del zorro ha disminuido significativamente, enfocándose en los guanacos y huemules jóvenes. Debido a esto, el equipo de investigación de vida silvestre de la Conservación Patagónica planea comenzar un proyecto para examinar la nueva dieta del Zorro Culpeo y el impacto sobre la supervivencia de los cervatos de huemul. Este tipo de información va a ser vital para la salud del futuro Parque y también para otros proyectos de restauración a gran escala.

En 1915, la Liebre Europea fue introducida en Chile causando efectos desconocidos en la biodiversidad nativa. Afortunadamente, los Zorros Culpeo y otros carnívoros se convirtieron en depredadores significativos sobre las liebres y ayudaron a controlar el crecimiento de su población y devolver el equilibrio a los ecosistemas. Esto también llevó a que los Culpeos se expandieran desde las faldas de Los Andes a lo largo de la llanura de la Patagonia y hacia dentro de la tierra que ahora es el futuro Parque Nacional Patagonia.

Los Zorros Culpeo enfrentan un peligro similar a los peligros que enfrentan sus parientes de la familia Canidae: la interferencia humana. Los Zorros Culpeo tienden a alimentarse de ganado joven, lo cual a su vez enfurece a los dueños del ganado. En vez de asegurar adecuadamente sus rebaños o implementar un programa de perros guardianes de ganado, la mayoría de los dueños de fundos lidian con esta relación natural entre depredador y presa deshaciéndose del depredador. Este tipo de interacción ha conducido a la reducción de miembros de la familia canina y numerosas extinciones. Esperamos que la tierra abierta y silvestre del futuro Parque Nacional Patagonia pueda proveer al Zorro Culpeo de la libertad que se merece.

2 comentarios en “Perfil de especie: el Zorro Culpeo

  1. 08 de May de 2012 at 02:50 hrs.

    No todas las relaciones entre agricultores y el zorro Culpeo son malas. En mi familia les tenemos especial carino. Hace 30 anos, cuando mis hermanos y yo eramos ninos de mamadera, mis padres estaban costruyendo una casa en un campo de cultivos y ganadero que tenemos a orillas del lago Panguipulli. Nos fuimos a pasar el verano a la casa mientras la contruian y como no tenia ni puertas ni ventanas, todas las noches teniamos la visita de un zorro culpeo que apodamos el zorro pepe. El zoro pepe siguio visitandonos por anos con gran alegria de mi padre, por que espantaba las liebres que le comian el pasto de los animales y la alegria de mi madre porque el zorro pepe evitaba que las liebres le comieran las flores y los arbolitos nuevos que plantaba en el campo.

  2. Carlos
    23 de October de 2013 at 20:21 hrs.

    Hola, muy buenas tardes. Me presento soy Carlos F. Morales, biólogo y recurro en su ayuda para lo siguiente: Quisiera solicitar su benia para tomar prestadas algunas fotografías suyas relacionadas con el Zorro Culpeo (obviamente voy a informar la fuente, que son ustedes), sólo quería hacerlo más formal.

    Eso es todo

    Saludos atentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *