Perfil de especie: cisne de cuello negro

A una distancia lejana, se puede escuchar el sonido de un silbido suave. No, no es un gaucho dando vueltas, sino que el cándido llamado del cisne de cuello negro, normalmente silencioso, que busca a su pareja. A diferencia de los graznidos ásperos de otros cisnes, los de cuello negro parecen tener pocas habilidades de comunicación. Sin embargo, si pasas un poco de tiempo observando esta ave, en seguida notarás que su modo de interactuar es más sutil y predominantemente visual.

Al sumergir la cabeza en el agua y batir las alas, el cisne de cuello negro – o Cygnus melancoryphus – comienza su ceremoniosa danza de apareamiento. Dado que se apareja de por vida, el cisne macho entiende cual es la importancia de los próximos pasos que tiene que tomar. Normalmente tranquilo y dócil, se pone agresivo y territorial durante su ritual. Pero una vez que ha conquistado a su pareja, vuelve a su forma de ser bondadoso para participar en el tradicional baño que sigue después de la copulación y que consolida el nuevo lazo entre la pareja. Los cisnes de cuello negro utilizan la estimulación táctil a lo largo de toda su vida: por ejemplo, las hembras asean a los cisnes jóvenes para enseñarles a limpiarse solos, y ambos padres llevan a sus bebés en la espalda durante sus primeras tres semanas de vida.

A partir de Julio, justo en la época de reproducción, los cisnes de cuello negro abundan en la región Patagónica volando agraciadamente por el aire—¡hasta los 80 kilómetros por hora! Diseñados para volar a esta velocidad, estos cisnes son casi incapaces de caminar por tierra. Con sus patitas torpes puestas en la parte trasera de sus cuerpos, a los cisnes de cuello negro les cuesta mucho emprender el vuelo.  Una vez en el aire, compensan su forma torpe de caminar con grandes habilidades para volar que les permiten emigrar hacia el norte a Paraguay y el sur de Brasil durante el invierno austral.

Hoy en día las poblaciones de cuello negro están estables, pero en los año 2004 y 2005, miles de estos cisnes viviendo en el Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter, en Chile, murieron o se fueron después de una gran contaminación producida por el Molino de Pulpa de Valdivia. El molino, ubicado en el Río Cruces que alimenta los pantanos adyacentes, es propiedad de CELCO, una empresa Chilena de pulpa de celulosa y madera. El agua fue contaminada con niveles altos de hierro y otros metales, destruyendo un gran porcentaje de la población de cisnes de cuello negro, dejando sólo 4 aves de al menos 5.000. La planta se cerró en 2005, después de que los abogados de CELCO produjeron un estudio ambiental falso sobre la contaminación en el Río Cruces; este escándalo llevó al director ejecutivo de CELCO a renunciar y obligó a la compañía a pagar $614 millones de pesos Chilenos al turismo de Valdivia.

Los cisnes de cuello negro cumplen un rol crucial como “administradores” de las poblaciones de plantas acuáticas dentro de su hábitat, ya que ellos prefieren mantenerse con una dieta casi completamente vegetariana. Dado que las condiciones del agua han mejorado con la estabilización de la vegetación acuática, estamos felices de informar que el cisne de cuello negro está prosperando en el futuro Parque Nacional Patagonia. Se pueden encontrar bandadas en las varias lagunas que bordean el camino que atraviesa el parque, dando a muchas visitas la oportunidad de ver y apreciar este especialmente hermoso animal.

2 comentarios en “Perfil de especie: cisne de cuello negro

  1. Claudia De La Mora
    02 de January de 2013 at 23:48 hrs.

    The information that you provide about this beautiful specie is just fabulous and useful.
    Thank you very much for sharing!

  2. 21 de March de 2013 at 18:44 hrs.

    I’d like to point out that the Black-necked Swan is declining rapidly throughout much of its range and facing continued and serious threat due to the unfortunate introduction of mink into the Aysen Region several decades ago. I suspect the Black-necked Swan is not the only native species being seriously threatened by the introduction of mink. In fact, on a recent trip to Valle Chacabuco I encountered a mink skull while photographing at the Chinchilla colony near the park headquarters. I hope to some day see a serious strategy put in place to try and control the booming mink population in Aysen which, as far as I can see, is a very serious issue that has yet to gain any significant attention whatsoever from the Chilean authorities.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *