El Invierno en la Patagonia

por Dana De Greff

El invierno en la Patagonia puede ser extremo. Las temperaturas caen bajo los cero grados Celsius y el ruido de la temporada de turismo se aleja para dar cabida a un tiempo más tranquilo y solitario. Para las personas que viven y trabajan en el Valle Chacabuco, hogar del futuro Parque Nacional Patagonia, los meses de invierno hacen de la Patagonia un lugar distinto pero igualmente cautivante.

Foto: María Jesús May

“Me gusta contemplar el silencio,” dice Alejandra Bardavid, profesora y directora del colegio Valle Chacabuco. “Ver como cambia el paisaje cuando está vestido de nieve. No es sólo el color; también produce una acústica diferente. Se siente totalmente distinto.”

Foto: María Jesús May

Pero la nieve no es sólo bonita para mirar, sino también entretenida para jugar. Para los hijos de los trabajadores de Conservación Patagónica, el invierno significa hacer hombres de nieve, tener peleas lanzando nieve y deslizarse en trineo por los cerros blancos. Hace unos años, Jose Foitzick, paisajista, les construyó trineos de Madera a los niños y desde entonces se quedó la tradición. Por supuesto, no siempre se puede estar afuera, especialmente cuando el día está completamente oscuro.

Foto: María Jesús May

“Hay menos luz, tenemos menos horas para trabajar,” nos cuenta Jaime Ganga, del equipo de control de vida silvestre. “Tienes que hacer cosas adentro, y una de las cosas que hago es trabajar con cuero sin curtir.” Los frutos de su trabajo, y de otros empleados, se pueden apreciar en la primavera; en los largos inviernos producen accesorios hermosos para los caballos, tales como riendas, látigos y asientos, así como también hebillas y botones con trenzas detalladas.

Otro pasatiempo común es tejer. La chef María Velázquez, una trabajadora del restaurante del parque, es conocida por su auténtica comida chilena y también por sus chombas. “En el invierno, tejo,” dice Velázquez. “Hago chombas para niños más que nada porque necesitan menos tiempo para terminar.” En la cocina, ella adapta el menú para los días y las noches más frías, preparando sopas calientes y guisos tales como la carbonada, la cazuela y las comidas fritas como las típicas sopaipillas de papa.

Foto: Doug Tompkins

Por muy sorprendente que sea, la temporada de invierno favorece los proyectos de restauración de la tierra. “Es un tiempo excelente para trasplantar coirones porque en Agosto y Septiembre la tierra está menos seca,” dice Ganga. “Es la mejor época para restaurar la tierra que fue explotada y sobre pastoreada por los animales [en los tiempos en que la estancia era un fundo de ovejas].”

Otro de los proyectos de CP que mejor se hace en el invierno es el rastreo de pumas (las huellas de sus patas son más fáciles de ver en la nieve). Muchas veces el proceso es emocional, como lo describe el operador de máquinas, Fernando Muñoz Bonilla. “La primera vez que ves un puma, sientes que te quedas helado. Se te paran los pelos de punta.” En Agosto y Septiembre nuestro equipo de pumas viaja por el parque poniendo collares en los felinos. “Más que nada, el collar es para monitorear su territorio,” dice Muñoz. “Para ver cuantos pumas hay en total, si tienen crías y las distancias que cubren.”

Una vez que un puma ha sido sedado y un collar puesto en su cuello, se toman notas y observaciones. Muñoz tuvo la gran suerte de ver un puma de cerca en 2011, cerca del Lago Cisne. “Cuando el puma se despertó, nunca olvidaré sus ojos. Esa mirada fija. Les saqué una foto.”

Foto: Cristián Saucedo

Son momentos como esos los que hacen que vivir en un lugar que se convertirá en un parque sea algo tan especial. Ver los cambios en el paisaje, escuchar como se rompe el hielo debajo de las botas, ver un puma esquivarse, volviendo a su territorio salvaje.

Un comentario en “El Invierno en la Patagonia

  1. Cheyenne Richards
    04 de September de 2013 at 23:55 hrs.

    It sounds beautiful! It makes me want to visit in the winter. :)

Responder a Cheyenne Richards Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *