Sacando Malezas y Retirando Cercos en la Patagonia: Algunas Reflexiones sobre el Trabajo Voluntario de los Trabajadores de Patagonia Inc

Lo que pronto será el Parque Nacional Patagonia Foto: Colin Pile

Lo que pronto será el Parque Nacional Patagonia
Foto: Colin Pile

¡Falta poco para el cierre de las postulaciones de trabajo voluntario para el verano 2014-2015! Postula antes del 1 de Junio en http://www.conservacionpatagonica.org/makeadifference_v.htm

Acá, en el Noreste, la primavera finalmente ha llegado. Las flores están brotando , los pájaros han vuelto y al fin podemos empezar a sacarnos las capas de ropa de invierno y tomar un poco de sol. Sin embargo, aunque haya pasado un mes desde que llegamos, una parte de nosotros sigue en la Patagonia. En Febrero y Marzo de este año, Alison Kelman y yo (Colin Pile) pasamos tres semanas en el programa de voluntarios del futuro Parque Nacional Patagonia. Ambos trabajamos para Patagonia Inc., donde hemos tenido la oportunidad de seguir de cerca el proceso de creación del parque a través de la participación que ha tenido la empresa en el proyecto. Aunque Alison y yo no nos conocíamos antes de hacer este viaje, cuando nos encontramos en el parque, nuestra conexión con Patagonia Inc. nos hizo sentir como si fuéramos amigos de toda la vida.

Patagonia Inc nos ofreció esta oportunidad única en la vida para viajar. Cada año, un grupo de trabajadores reciben la oportunidad de tomarse un tiempo libre del trabajo y trabajar de voluntario hasta dos meses en alguna organización ambiental sin fines de lucro, teniendo la seguridad de que pueden volver a su mismo trabajo.

Caminando por los senderos de guanacos arriba en el Valle Chacabuco Foto: Colin Pile

Caminando por los senderos de guanacos arriba en el Valle Chacabuco
Foto: Colin Pile

En 2005, Patagonia Inc envió a su primer grupo de trabajadores voluntarios a Chile para ayudar con trabajos manuales. Sacaron cercos que bloqueaban el movimiento natural de la vida silvestre del valle y sacaron plantas que no eran nativas para restaurar el ecosistema. Después de casi una década, el programa de voluntarios de Conservación Patagónica ha crecido y ahora organiza cinco sesiones al año de tres semanas cada una, recibiendo voluntarios que viajan de todas partes del mundo para contribuir con su tiempo en el parque, y Patagonia Inc sigue financiando a varios trabajadores al año para que hagan este viaje.

Este año, los voluntarios de Patagonia Inc fuimos Alison Kelman de Washington D.C., y yo ,Colin Pile de Nueva York, del barrio Meatpacking, así como también Maureen Kent de Salt Lake City, Beth Sullivan de Dillon, Richard Thornton de Austin, Fredric White de Nueva York, Meatpacking, Hannah Whitney de Salt Lake City y Lisa Kinigadner de Munich.

El grupo de voluntarios de Beth y Maureen celebran un trabajo bien hecho Foto: Nico Sala

El grupo de voluntarios de Beth y Maureen celebran un trabajo bien hecho
Foto: Nico Sala

Fuimos el último grupo de voluntarios en llegar al programa de este año, lo cual tenía sus pros y contras. Lo bueno es que los proyectos en la estancia parecían estar terminando para esta temporada, dándonos optimismo y haciendo que el trabajo fuera más liviano. Lo malo, teníamos las últimas provisiones distribuidas para la temporada, lo que significa que los lujos como las manzanas y la granola se habían consumido como si fueran oro, y las lentejas eran lo que más abundaba. Conocimos el resto de los voluntarios de nuestro grupo: el líder del equipo, Nico de Buenos Aires, un matrimonio que se tomó un año sabático para viajar por Sudamérica, una instructora de yoga certificada que había pasado los tres últimos meses en Bali, y una estudiante de Santiago viajando en su primera gran aventura al aire libre, y luego pasamos un par de días orientándonos y conociendo el parque antes de comenzar. Nuestro primer sitio de camping se ubicaba en la base de una morrena donde se podían ver vistas a todo alrededor cuando caía el atardecer a lo largo del valle. A una distancia cercana, el potente Río Chacabuco, de aproximadamente 3 metros de ancho y no muy profundo al final de este verano, nos sirvió para bañarnos después de un caluroso día cortando cicutas. Y el terreno de pasto nivelado estaba perfecto para tomar sesiones de yoga todas la mañanas con nuestra voluntaria yogui, Erica Stanulis

Nuestra yogui/voluntaria CP, Erica Stanulis, nos enseña una clase para pararse de cabeza Foto: Molly Bogan

Nuestra yogui/voluntaria CP, Erica Stanulis, nos enseña una clase para pararse de cabeza
Foto: Molly Bogan

Nuestra misión en la primera mitad del viaje fue extraer especies de plantas exóticas de una sección del parque. Las semillas tienden a viajar a lo largo del camino, siendo trasladadas por el ganado o los vehículos. Los cardos, stachys y la cicuta eran nuestros principales objetivos. Las flores de cardo violeta y los botones de stachys amarillas eran fáciles de ver, pero los eternos arbustos altos de cicuta fibrosa casi nos superan. Pasábamos una hora sacando un montón de árboles, sólo para darnos cuenta de que un poco más allá había otro grupo de arbustos de unos 7 metros de ancho. A pesar de que extraer las cicutas se sentía como una carrera cuesta arriba, los pequeños pinos que cortamos durante un día y medio nos dio la satisfacción de haber logrado un avance tangible que tanto necesitábamos.  Aunque otras especies invasivas habían viajado por su propia cuenta hasta el parque, los pinos habían sido plantados por los antiguos dueños del fundo con la intención de cosecharlos y venderlos.

El último pino Foto: Alison Kelman

El último pino
Foto: Alison Kelman

Después de dos días de descanso bien merecidos en el centro administrativo (¡con comidas calientes y postre todas las noches en el restaurante!), partimos al otro lado del parque para instalarnos en nuestro segundo camping al interior del valle. Nuestra segunda misión era extraer tres kilómetros de cercos de alambre de púa, situados arriba en las montañas, en la zona norte del parque. En este lugar, los vientos y el sol golpeaban más fuerte, pero estábamos determinados para sacar la extensión completa de los cercos dentro de esa semana. Trabajamos durante el final del calor del verano, eliminando alambres de púa y arrancando postes, mientras disfrutábamos de las espectaculares vistas del valle acompañado del canto de una bandada de periquitos y un rotundo y curioso pájaro que cantaba “¡Huet Huet!”. Al tercer día, el mal afamado viento patagónico empezó a soplar, logrando desarmar y se volaran tres carpas. Por milagro, fuimos capaces de terminar un día antes, y terminamos celebrando devuelta en la estancia con unas cervezas heladas y un asado de codero.

Arrastrado alambres  Foto: Jason Lederer

Arrastrado alambres
Foto: Jason Lederer

El mal afamado cerco Foto: Colin Pile

El mal afamado cerco
Foto: Colin Pile

A medida que nuestro pequeño grupo se comenzó a separar después de pasar tres semanas juntos en la naturaleza, para volver a casa, la universidad, o seguir viajando, tuvimos una sensación compartida de asombro y maravilla de haber pasado este tiempo juntos en un lugar tan único en el mundo. Cada uno de nosotros vino por sus propias razones, y nos fuimos sabiendo que el trabajo colectivo que habíamos hecho permanecerá por largo tiempo. Al contar la historia de nuestro grupo de voluntarios, esperamos motivar e inspirar al próximo grupo de voluntarios del parque, y a los visitantes y seguidores para que vengan a ver este increíble lugar en persona, tengan su propia aventura y contribuyan para su protección, cada uno a su manera.

¡Sin cercos! Foto: Colin Pile

¡Sin cercos!
Foto: Colin Pile

Sobre los autores: Colin Pile es el administrador de la tienda Patagonia en el barrio Meatpacking District de Nueva York; Alison Kelman es la coordinadora de programas y eventos ambientales de la tienda Patagonia en Washington D.C.

Sobre los autores: Colin Pile es el administrador de la tienda Patagonia en el barrio Meatpacking District de Nueva York; Alison Kelman es la coordinadora de programas y eventos ambientales de la tienda Patagonia en Washington D.C.

5 comentarios en “Sacando Malezas y Retirando Cercos en la Patagonia: Algunas Reflexiones sobre el Trabajo Voluntario de los Trabajadores de Patagonia Inc

  1. 18 de May de 2014 at 16:32 hrs.

    I am interested in donating time to visit Chile and pull weeds, take down fences in the Conservacion Patagonia Program, howver I am not a patagonia employee, is this a problem….? can folks from outside the Patagonia store volunteer for the wonderful program/

    please reply soon, I am very interested.

    Sincerely yours,

    Geoffrey Pagen

    503.750.3365

    1. Conservacion Patagonica
      11 de June de 2014 at 20:28 hrs.

      Hi Geoffrey! Thanks for your inquiry. You are most definitely eligible to be a volunteer! Patagonia just has program for their employees to come down and volunteer, but volunteering at the park is not exclusive to Patagonia by any means. We hope to see you down here soon!

  2. Jimena Calvo
    18 de July de 2014 at 01:07 hrs.

    Hi guys! What an amazing story and Colin’s picture WoW (the one with no fences and animals just running freely). Thank you very much for taking care and simply CARE. Patagonia region (Chilean and Argentinean) are gorgeous. But we need more of this. I would love to see this type of conservation in my side of patagonia which is in Argentina. I would love to volunteer to go there and help (both regions). I know very well Tompkings work since my family and I are from Mercedes, Corrientes so please If you need any help or another hand you can contact me. I have a tinny experience with those task in the wild nature! Regards and tons of love to all of you!

    Jimena Calvo

  3. 19 de September de 2014 at 13:28 hrs.

    Thanks to Beth and Maureen’s volunteer group…
    To spend lots of time and interest to give useful information about weed and its control. Such a great story about volunteer!

  4. Leonides Azevedo
    09 de June de 2015 at 01:21 hrs.

    Olá, sou Brasileiro e estudante de biologia. Trabalho aqui com aves (ornitologia), na conservação de uma especie endêmica, e também com Herpetologia. Gostaria muito de ter alguma experiencia como voluntário fora do pais. Gostaria de saber se alguém poderia me ajudar ou indicar algum trabalho voluntário pelo Chile… No mais agradeço pela atenção. Abraço

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *