Ficha de Especie: El Huemul (Hippocamelus bisulcus)

2009_2_0001_Velasquez

Foto: Daniel Velasquez

Solitario y hermoso, el huemul del sur de la Patagonia (Hippocamelus bisulcus) es un icono del Parque Patagonia y de Chile. Es una especie nativa considerada símbolo de Chile, se encuentra retratado junto al cóndor andino en el escudo nacional del país. A pesar de su alto nivel de reconocimiento, el huemul está clasificado como una especie en peligro de extinción por la UICN, con una población global de menos de 1.500 individuos. Dado que el 10% de los huemules que quedan en el mundo residen dentro de los límites del Parque Patagonia, Conservación Patagónica considera el proyecto de recuperación del huemul como pieza clave dentro de su programa de vida silvestre.

El huemul es una de las tres especies de ciervos nativos de Chile puede crecer hasta 1 metro a la altura del lomo y llegar a pesar hasta 90 kilos. El rango geográfico de este ciervo es exclusivo del sur de Chile y Argentina. Ya que quedan tan pocos individuos de esta especie, hoy estos animales se dispersan entre áreas aisladas y fragmentadas de los bosques de lenga de la Patagonia andina y la estepa patagónica.

Foto: Linde Waidhofer

Foto: Linde Waidhofer

Después de años de monitoreo y estudio, el equipo del Parque Patagonia ha aprendido que el huemul tiende a habitar bosques de lenga y ambientes con arbustos, a veces aventurándose en terrenos más rocosos y laderas empinadas. Estas áreas proveen una mayor diversidad de especies de plantas para alimentarse y un menor riesgo de ser depredado. El huemul tiene una dieta amplia y variada pero selectiva, prefiriendo los brotes y hojas tiernas de hierbas, matas, arbustos y árboles. A causa de este hábito, el huemul es considerado una especie ramoneante, a diferencia del guanaco, el cual pastorea, alimentándose de cantidades más grandes de pastos y otras plantas que crecen a ras del suelo.

Photo: Tompkins Conservation

Foto: Tompkins Conservation

Tanto el huemul macho como hembra son territoriales, formando pequeños grupos familiares. Nuestros datos de monitoreo muestran que los huemules viven en áreas pequeñas y divididas, y tienden a restringir el tamaño de su familia a unos cuantos individuos. Tienen un período de gestación de siete a ocho meses y sólo un cervatillo suele nacer por embarazo. Esta baja tasa de natalidad, combinada con las amenazas de pérdida y modificación de hábitat, enfermedades y competencia como resultado de la ganadería, la caza ilegal, los ataques de perros, especies invasivas y la intromisión de infraestructuras, han causado que la población del huemul en Chile acabe siendo cada vez más vulnerable.

Photo: Cristián Saucedo

Foto: Cristián Saucedo

Al haber retirado el ganado, restaurado los ecosistemas y  hábitat, el proyecto de restauración de vida silvestre del Parque Patagonia otorga al huemul un hábitat de gran calidad que tanto necesita para recuperarse.  Los integrantes de nuestro equipo planean seguir monitoreando estos animales y las potenciales amenazas, con el fin de asegurar que el huemul tenga un largo y próspero futuro en la región.

Para más información sobre el programa de monitoreo y restauración del huemul en el Parque Patagonia, pueden encontrar este tema en nuestro Boletín de Vida Silvestre en:

http://www.conservacionpatagonica.org/boletines/Wildlife_Bulletin_01.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *