Conservación Patagónica ENGLISH VERSION

Parque Nacional Monte León

En 2002 la Argentina ganó un nuevo y espectacular parque nacional: Monte León, el segundo parque nacional costero del país, un área protegida de 66.000 hectáreas en la provincia de Santa Cruz. Esto sucedió gracias a Conservación Patagónica. Este hermoso parque de gran riqueza biológica, es un testimonio de la efectividad de la colaboración entre lo público y lo privado y del poder de la filantropía privada para asegurar resultados de conservación perdurables.

El Parque Nacional Monte León, antes una enorme estancia ovejera, cuenta con cuarenta kilómetros de costa en el Atlántico Sur. Alberga en su costa a vastas colonias de aves—inclusive pingüinos magallánicos—y mamíferos marinos. Las ballenas francas australes se asoman en su migración anual. Tierra adentro, el paisaje es un pastizal árido típico de la estepa patagónica. Su vida silvestre característica incluye especies como el guanaco, el puma, el ñandú, el zorro gris, y muchos otros pequeños mamíferos y aves. Tras décadas de pastoreo intensivo, los pastizales se están recuperando. Como parque nacional, este paisaje espectacular sigue recobrando su carácter agreste: para los visitantes será por siempre una experiencia similar a la que tuvo Charles Darwin cuando él y la tripulación del HMS Beagle exploraron el área en 1834.

 

La propiedad antes perteneció a los Braun, una de las familias terratenientes y ganaderas más prominentes de la Patagonia. La Administración de Parques Nacionales argentina durante mucho tiempo quiso agregar esta área al sistema de parques por su importante vida silvestre y la belleza de su paisaje, pero no había logrado progresar mucho durante años de negociación con la familia Braun.

El Dr. Francisco Erize, un ex director de la Administración de Parques Nacionales de la Argentina, recomendó el proyecto a Conservación Patagónica, la que inmediatamente se involucró en el proyecto. Conservación Patagónica desarrolló planes de conservación y garantizó la financiación para que una organización no gubernamental argentina, la Fundación Vida Silvestre Argentina, comprara formalmente la propiedad en el año 2000 y transfiriera los títulos a la Administración de Parques Nacionales. Para ampliar el parque, Conservación Patagónica adquirió la estancia adyacente, Dor-Aike, en 2002 y donó 3.000 hectáreas de praderas nativas a la administración de parques.

 

Para establecer el parque nacional, la propiedad tenía que ser cedida formalmente por la jurisdicción provincial a la federal, lo cual requería de la aprobación unánime de la legislatura provincial, una condición difícil. Sin embargo, Conservación Patagónica y sus socios pudieron comprar la tierra y lograron traspasarla al dominio público al tiempo que los aliados del gobierno conseguían el pase a la jurisdicción federal. En un lapso de tiempo increíblemente corto surgió el nuevo parque.

Dado que una rama de los Braun, Silvia Braun y su marido, Juan Kuriger, tenían su residencia y una pequeña hostería en Monte León, se mantuvo el área que rodea su casa afuera de la donación. Conservación Patagónica les ha concedido un arrendamiento de por vida por el tiempo que deseen continuar operando la hostería. Ellos continúan operando esta hermosa y remota hostería, que está abierta todo el año. Se los puede contactar escribiendo a: consultas@monteleon-patagonia.com o llamando al: +54-11-4621-4780 para más información.